Tags

Archivos

Comentarios

order_cialis:
Hello!
cialis:
Hello!
viagra:
Hello!
buy_cialis:
Hello!
bergonzini:
Echale un vistazo a Doit.im, está puesta en el artículo y en los comentarios un poco más arriba… Pero…
pnbablo:
Hola, Buen articulo. Estoy buscando una aplicación gtd para mi tablet Android y no se por cual decidi…
Bergonzini:
@Juanjo: Esa es la idea, un club de pensamientos afines y de dudas disparatadas, para encontrar un ca…
Bergonzini:
@Juanjo: Pero eso ciclo hay que romperlo, este es el momento para innovar en nuevos modelos de relaci…

Mi GTD

Elevación

15.000 La Vida
12.000 Visión 3-5 años
9.000 Metas 1-2 años
6.000 Areas Responsabilidad
3.000 Proyectos Actuales
Pista Acciones actuales

Mapas Mentales

Bibliografía

Organizate con Eficacia 
Se más eficaz 
Haz que funcione 
Productividad Personal en una semana 
Reuniones eficaces

BlogRoll

¿Necesitamos la productividad?
20100223 08:23

Lectura aproximada: 3:45


El mundo de la productividad personal es una de esas sectas apasionantes, que o las aceptas en todo su contenido o lo abandonas sin mediar palabra porque no encaja con la ilusión formada en tu cabeza. Por ello, cuando uno intenta dar el paso hacia la productividad personal y lo consigue, rara vez vuelve hacia atrás.

Cuando damos el paso para iniciarnos en la productividad personal es por que deseamos encontrar una forma diferente de realizar las cosas. Buscamos en nuestro día a día y nos vemos consumidos por las tareas, el estrés, el tiempo y los compromisos. No somos capaces de encontrar una forma coherente de equilibrar todo eso y por lo tanto buscamos remedios en formulas mágicas que nos ayuden.

Quien consigue arraigarlo en su interior es capaz de cambiar no sólo a nivel de realización, si no en un ámbito más personal, alcanzando etapas que estaban cerradas en su vida y realizando nuevos lazos personales y profesionales de una forma mucho más ética y coherente con las personas.

Hasta aquí todo es normal. Esto es lo que entendemos como la productividad personal que hemos abrazado y que estamos profundamente evolucionando y perfeccionando a medida que crecemos y aprendemos. Una evolución continua de nuestro propio afán de superación y las ganas de seguir experimentando las sensaciones adictivas del control y “la zona”.

Pero, ¿Necesitamos la productividad personal? La respuesta que acude a mi mente es verdaderamente espeluznante. No necesitamos la productividad personal. Así de rotundo. Un vistazo a nuestro alrededor nos confirma a base de morados y continuas caídas que lo que estamos haciendo es nadar contra corriente para satisfacer una aspiración interior.

Mira a tus compañeros de trabajo, ¿Cuántos de ellos están utilizando algún tipo de método para ser productivos? Pocos. De esos afortunados, ¿Cuántos son constantes en sus hábitos y no se dejan corromper en el desarrollo? Ninguno. Somos una especie rara en nuestro lugar de trabajo. Somos esos raritos que han evolucionado e intentan llevar a cabo un plan mesurado en el resto de caos que reina en jaula.

Aun con el párrafo anterior, parece que la respuesta a si necesitamos la productividad personal continua siendo sí, pero profundicemos un poco más. Nosotros, somos productivos, controlamos nuestro entorno, pero el entorno no deja de ponernos a prueba en todo momento, no deja de retarnos, de atacarnos. Nosotros utilizamos nuestras herramientas contra toda esa hostilidad, pero resulta frenética la batalla entre mantener el control y dejar que el caos nos envuelva.

Existen compañeros que bloquean nuestros esfuerzos, echan por tierra nuestros planes, nuestro trabajo, empeñados en sabotear, tal como lo haría con el resto de los compañeros, pero esta vez la afrenta va más allá, porque nos hemos convertido en una persona responsable, dedicada y solucionadora, sobresalimos más que los demás y eso garantiza que los apoyos van todos contra nosotros.

La respuesta comienza a teñirse de gris.

No sólo existe el entorno agresivo, si no que nos encontramos también con un entorno agresivo-pasivo. Incapaz de resolver nuestras necesidades y que cuestionan nuestra forma de realizar las cosas. Un entorno agresivo-pasivo resulta una pérdida de control y en consecuencia una falta de confianza que se encarga de minar nuestro sistema productivo. Delegar se convierte en una utopía, con lo cual nos sobrecargamos de trabajo.

El caos, continúa no sólo en la oficina, si no en la propia intimidad de la familia, dónde si hemos sido listos habremos exportado también la productividad en la totalidad de nuestra vida. Aquí en este círculo tan cercano, chocamos frontalmente no solo con la autoridad, si no con los sentimientos, donde los pensamientos y las acciones se contradicen en nuestra propia filosofía. Sólo aquí nos cargamos un poco más de paciencia.

La productividad personal puede llamarse entonces un completo acto de suicidio. Si estás dispuesto a luchar contra el resto del mundo, sin reeducarlo (los dioses te libren de este pensamiento), ir en contra de la tendencia, nadar contracorriente y no esperar ni el más mínimo cambio del exterior, entonces eres uno de esos locos que aman la productividad personal o puede que no te hayas dado cuenta de lo que realmente está sucediendo. Muchas veces estamos tan cegados en ser productivos que nos volvemos adictos a realizar los trabajos, sin pensar que somos condicionados por la presión externa.

Por eso me planteo si realmente necesito la productividad personal o mejor dicho… ¿necesitas tú la productividad personal?

Siguiente: "Nuestra amiga la pape…"
Anterior "Hoy procrastino"

  1. makinitaslibres
    23-02-’10 18:11

    Esto es lo q me pregunto yo todos los días. Que narices hago aplicando GTD si soy el único de mis compañeros que lo hace ? y no me vale de nada.

  2. catriel
    24-02-’10 05:11

    Si.igual esos son problemas que tendrían que poder entrar al sistema ¿Realmente te hace falta ser más “productivo” que tus compañeros de trabajo?
    ¿No sería más autenticamente productivo planificar como ser menos “productivo” en tu trabajo, para no crearte problemas?
    GTD no funciona solo.Hay que pensar mucho ¿El resultado deseado en tu trabajo es ser el mejor y que todos te envidien? Quizás no.Quizás en realidad desees otra cosa ¿No?

  3. Héctor
    24-02-’10 08:22

    He de reconocer que cuando nombre por primera vez GTD, me miraron con cara rara…

    Pero si se plantea solo para tareas que dependan de uno mismo funciona y en mi caso tuve suerte y … haciendo un poco de publicidad… he conseguido que varias personas se suban al carro. Evidentemente siempre hay decisiones que afectan a tu planificación, independientemente de que tu entorno sea GTD o no, pero no por eso hay que perder la esperanza !!

  4. Bergonzini
    24-02-’10 08:33

    @makinitaslibres:
    Desmoraliza y plantea un lucha continua entre los valores profesionales y la presión. Pero cada uno debemos valorar el peso de esta pregunta, no sólo en el trabajo si no en la cotidianidad.

    Gracias por tu sinceridad

  5. Bergonzini
    24-02-’10 08:37

    @Héctor:
    Te animo a que nos cuentes tu história de como conseguiste que esas personas se subieran al carro. Mándamela y la público para que todos aprendamos :)

  6. Bergonzini
    24-02-’10 08:39

    @catriel:
    Sip, demasiadas preguntas para contestarlas. En uno de los post anteriores ya traté el tema de ¿Por qué ser más productivo? Pero como tu dices no nos hemos de basar en la envidia o en comparaciones.

    Gracias por tu comentario

  7. Héctor
    24-02-’10 09:18

    Berdonzini, no creo que de para tanto mi historia. Del mismo modo que las herramientas para GTD, a cada trabajo/puesto le pueden ir bien unas cosas u otras.

    Nosotros tenemos dos características: somos un grupo pequeño y nos dedicamos a la administración de sistemas.

    Como ayuda la primera esta claro, y la segunda, para quien no lo sepa, sistemas es del departamento de informática que SIEMPRE tiene la culpa de todo… aunque nadie tenga demasiado claro a que nos dedicamos =)

    La consecuencia de ésto último es que estamos desbordados de peticiones nuevas, viejas, cambios de prioridad casi diarios… disponer de una herramienta de gestión de tareas de equipo y personal… es casi una obligación !!

    De todas formas incluso en un grupo pequeño, siempre hay problemas y no todo el mundo tiene la misma visión… =(

  8. Julen
    25-02-’10 06:44

    Muy interesante tu artículo. Creo que tenemos que explotar más el placer que producen nuestras imperfecciones. Dentro de unos límites, dejarse llevar es una alternativa más gratificante que no la constante lucha por ser persona productiva.

  9. Bergonzini
    25-02-’10 11:48

    @Héctor:
    Toda experiencia es una lección que otros pueden aprender.

  10. Bergonzini
    25-02-’10 11:49

    @Julen:
    No sólo por ser productiva, si no por el hecho se ser persona, sin dejarnos mermar por las presiones, valorandonos a nosotros mismos y a nuestras necesidades, por eso la duda.

    Gracias por tu aportación.

  11. catriel
    26-02-’10 03:13

    “Pero como tu dices no nos hemos de basar en la envidia o en comparaciones.”
    A mi me parece que si.Que la vanidad y las ganas de ser envidiados quizás sean una fuente de motivación válida.Yo no dije que no nos debemos basar en la envidia, o en la vanidad.Mis preguntas no eran irónicas ni retóricas.
    Si.Se puede.Y si lo que nos motiva es eso también podemos usar GTD para lograr nuestros objetivos y ser envidiadísimos y admirados.
    Precisamente por eso hice la pregunta.Porque es decisión de cada uno.

  12.  



    Emoticonos
    ¿Recordar información personal?
    Notificar
    Ocultar email
    Letra pequeña: Todas las etiquetas html excepto <b> e <i> serán eliminadas de su comentario. Puede introducir enlaces simplemente escribiendo la url o direcciones de e-mail.
Creative Commons License