Tags

Archivos

Comentarios

Pharmc739:
Very nice site!
Pharmd931:
Very nice site! cheap goods
Pharmb599:
Very nice site! cheap goods opxyiea2.com/yoyayso/4.htm l
Pharmg857:
Very nice site! cheap goods
bergonzini:
Echale un vistazo a Doit.im, está puesta en el artículo y en los comentarios un poco más arriba… Pero…
pnbablo:
Hola, Buen articulo. Estoy buscando una aplicación gtd para mi tablet Android y no se por cual decidi…
Bergonzini:
@Juanjo: Esa es la idea, un club de pensamientos afines y de dudas disparatadas, para encontrar un ca…
Bergonzini:
@Juanjo: Pero eso ciclo hay que romperlo, este es el momento para innovar en nuevos modelos de relaci…

Mi GTD

Elevación

15.000 La Vida
12.000 Visión 3-5 años
9.000 Metas 1-2 años
6.000 Areas Responsabilidad
3.000 Proyectos Actuales
Pista Acciones actuales

Mapas Mentales

Bibliografía

Organizate con Eficacia 
Se más eficaz 
Haz que funcione 
Productividad Personal en una semana 
Reuniones eficaces

BlogRoll

Exceso de trabajo
20111121 07:00
,
Lectura aproximada: 4:14


Foto de MeHere

Quien no ha padecido un exceso de trabajo, tener sobre la mesa incontables proyectos abiertos, fuegos sin control que requieren nuestra atención, escenarios dantescos que provocan que nuestra jornada se alargue mucho más allá de lo habitual, dominados por las prisas, el estrés y esa sensación de estar corriendo continuamente.

Este escenario suele aparecernos a todos por igual, sin excepción del método de productividad que utilicemos, llega un momento que se acumulan las cosas por hacer y nos llenamos de temores, prisas y adicción por la adrenalina. Si a eso le sumamos la procrastinación de los días anteriores y la voluntaria por no creernos lo que está ocurriendo, el exceso se convierte en peligro.

Cuando estas metido de lleno en la espiral de exceso, uno “no tiene tiempo” de parar y reflexionar del porque de la situación, los motivos que han provocado estas carreras y las mejores soluciones para salir de esta adictiva situación. Porque no nos engañemos, el exceso nos provoca una exaltación de nuestra productividad.

Aun estamos a tiempo de salir de este exceso, aún somos capaces de poder frenar todo este descontrol. No importan los plazos, no importan las urgencias, no importa el volumen, ni lo que griten nuestros mandos superiores. La única salida consiste en el control y ese martillo que has agarrado no te va ayudar en nada.

El verdadero problema es cuando ese exceso lo convertimos en un alarde de autoestima, “porque yo trabajo mejor cuando estoy bajo presión”. Ese autoengaño resolutivo que nos sirve para potenciar nuestro ego, lo único que hace es hundirnos un poco más y nos coronará como reyes de la procrastinación y del sabotaje, creando las situaciones de exceso para de esa forma reconfortarnos con nosotros mismos. Luego el exceso de trabajo puede ser propio o externo y debe ser identificado para encontrar la mejor solución para erradicarlo.

La mayoría de las veces, el exceso lo provocamos nosotros mismos, con esa palabra que tanto odiamos los productivos y que al mismo tiempo nos conquista: Procrastinamos. Somos expertos en procrastinar, en aplazar los momentos, en esperar al “ya se arreglará sólo”, hasta que llega el momento, donde nos sacuden para reaccionar y elevamos nuestra adrenalina para demostrar que somos los mejores haciendo lo que hacemos.

Hay que hacer un ejercicio muy profundo si detectamos que somos de esa mayoría y sobretodo, una voluntad de que esto no vuelva a suceder, porque perdemos mucho más de lo que demostramos a los demás. Realizar más horas, trabajar al mismo tiempo en muchas cosas, correr de un lado para otro saltando de proyecto en proyecto, decidir sin razonar confiando en el azar, son claros indicadores de una persona en la cual no se puede confiar.

Si estas dentro del exceso, aun tienes salvación. Para, elévate y observa, controla y organiza, planifica y renegocia. No tienes tiempo me responderás, enganchado a la adrenalina. Pero el tiempo continua siendo el mismo, una unidad de medida que nadie controla, que se desvanece y que nunca has tenido. Utiliza las herramientas que tienes en tu mano y deja el tiempo a los historiadores. Te preocupas de algo que escapa al control de cualquier mortal y te lo impones para seguir enganchado a la adrenalina.

Detente unos instantes, respira hondo, aléjate de donde estás, vuelve a ese estado de calma que es el agua, la mente como el agua: tranquila, impasible, sin emociones, sólo reacionando en la medida justa, para volver a la quietud, al estado de normalidad.

Elévate y observa. Cual es el escenario que tienes delante, que debes asumir y hacer, contempla la situación no desde tus ojos, sino desde esa mente ajena a tu realidad que con capacidad objetiva evalúa cada proyecto y acción, racionalizando y concentrando la verdadera razón de cada una de esas acciones/proyectos.

Controla y organiza. Lo primero hace tiempo que lo has perdido, ahora estas luchando contra ti mismo para no retomar el control de la situación, sino para terminarlo cuanto antes, con la solución más satisfactoria. Por ello, vuelve a retomar el control y organiza lo que está pasando.

Planifica y renegocia. Ya has visto lo que hay, ya has podido controlarlo, puedes organizar lo que antes parecía un caos, ahora sólo te queda planificar a que vas a dedicar tu esfuerzo, con los valores que tu mismo has creado y con las herramientas que tienes a tu alrededor y renegociaras contigo mismo y con los que te rodea las acciones a realizar.

Vuelve al principio tantas veces como lo necesites, la bandeja de entrada es la única forma de darle sentido a ese exceso y encontrar el camino, dentro del proceso de GTD que ya conoces, para transformar esa adrenalina en una fina capa de agua, donde la reacción no es el motor que te retroalimenta, sino la consecuencia de unos actos controlados.

Siguiente: "Due Today, ampliación…"
Anterior "Apología de las lista…"

  1. JC
    25-11-’11 17:30

    Es real. Es muy frecuente que uno entre en tal vorágine que termina actuando como un loco que quiere hacerlo todo. Lo mejor es como bien dices para un minuto la pelota y reorganizar.

    Saludos

    JC
    http://comomeorganizo.blogspot.com
    Twitter: @ComoMeOrganizo
    Ultima Nota: Habitos – Seamos Ordenados

  2.  



    Emoticonos
    ¿Recordar información personal?
    Notificar
    Ocultar email
    Letra pequeña: Todas las etiquetas html excepto <b> e <i> serán eliminadas de su comentario. Puede introducir enlaces simplemente escribiendo la url o direcciones de e-mail.
Creative Commons License