Tags

Archivos

Comentarios

generic_cialis:
I got what you mean, regards for putting up.Woh I am delighted to find this website through google. Y…
cialis_price:
Android Game Development takes more than knowledge
payday:
Thank you for the auspicious writeup. It in fact was a amusement account it. Look advanced to far add…
loans:
Very efficiently written information. It will be beneficial to everyone who employess it, including m…
cialis:
I’ve been absent for a while, but now I remember why I used to love this site. Thank you, I’ll try an…
viagra_generic:
I’m really enjoying the design and layout of your website. It’s a very easy on the eyes which makes i…
viagra_online:
Im grateful for the blog article.Much thanks again. Cool.
payday:
This really is actually fascinating, That you are a quite specialist blogger. Ive joined your rss fee…

Mi GTD

Elevación

15.000 La Vida
12.000 Visión 3-5 años
9.000 Metas 1-2 años
6.000 Areas Responsabilidad
3.000 Proyectos Actuales
Pista Acciones actuales

Mapas Mentales

Bibliografía

Organizate con Eficacia 
Se más eficaz 
Haz que funcione 
Productividad Personal en una semana 
Reuniones eficaces

BlogRoll

Priorizar, un mal sistema de productividad
20120124 07:00
,
Lectura aproximada: 2:42


Foto de nickobec

Cuando uno tiene muchas acciones ante si, lo primero que acaba haciendo es lo que más le urge. Surge el sistema natural de supervivencia entre hundirte un poco más dentro de las acciones o ir adelantado todos esos fuegos que has ido procrastinando. Por eso, llegados a ese extremo de elección uno tiene a priorizar según valores ajenos.

Priorizar una acción sobre otra no tiene ningún sentido. Estamos cayendo en una escala de valores que seguramente no nos corresponde y en el momento menos adecuado. Atosigados por la presión externa o por un empuje interno de autovalor, escogemos y con suerte erramos menos catastróficamente.

A las acciones o los proyectos no podemos otorgarles prioridad, todos tienen que ser iguales, marcarlos con alguna diferenciación implica un acercamiento hacia la procrastinación de otros proyectos. Las emociones, las presiones, las afinidades deben quedar relegadas a un espacio de nodecisión.

Priorizar será sinónimo de descontrol, porque las prioridades varían a lo largo de las interrupciones y lo que ahora nos parece la mejor acción que cumplir, veremos como pierde su valor dentro de un espacio corto de tiempo. Algo mucho más importe y por lo tanto impositivamente priorizable debe ocupar nuestro tiempo, ascendiendo por una pirámide que cada vez está más inclinada.

¿Que conseguimos entonces con priorizar? Conseguimos acallar todas esas presiones internas, conseguimos encontrar un camino que no sabemos escoger, perdemos la posibilidad de realizar la mejor acción por otros muchos valores que se adaptan mejor a nuestro contexto. Priorizar se transforma en la última elección, en el capricho del azar.

Pasa saber que es lo que hay que realizar, lo primero que debemos tener claro es en que contexto estamos, nos es lo mismo priorizar en plena calle, en la oficina, en la estación de tren. Por mucho que haya un proyecto en llamas, poco podemos hacer si entramos a reunión con un cliente.

Una vez ubicados en nuestra realidad, nos centramos en la constante tiempo. No como unidad de medida, sino como una herramienta más para la decisión correcta. Así pues, si para realizar el informe necesito dos horas, seguramente no seré capaz de hacerlo en media, por mucho que me lo esté pidiendo mi responsable. Si para realizar ese programa necesito cuatro horas, tal vez después de comer pueda agendarme un bloque para realizarlo.

La decisión varía según mi estado personal. Principio de la mañana, después de una copiosa comida, a la una de la madrugada, después de salir o intentar ir al gimnasio. Que capacidad física y psíquica dispongo para afrontar las acciones que tengo ante mi. Conociendo la capacidad de uno mismo establecemos los límites de nuestra resistencia y la operatividad de nuestras acciones.

Si aun queda dudas de que es lo que hay que realizar, David Allen propone la decisión por prioridades, pero no como un cuadrante de decisión, no como una imposición por valores ajenos o propios, sino con una sencilla aplicación de obtención de resultados, por ejemplo con un Pareto.

Comenzar el día, decidiendo por prioridades, es engañarse a uno mismo. Huye de las prioridades que sólo harán que esclavizarte.

Siguiente: "Gestión del Contexto…"
Anterior "Las 20 mejores apps d…"

  1. Jesús Candón
    25-01-’12 11:43

    A ver, en un determinado momento, quieras o no, haces o una cosa o haces otra (obnosis). Ahí tácitamente estás priorizando. La priorización no es una opción, sino el resultado de nuestras decisiones a la hora de organizar el trabajo. A mi juicio, la pregunta no es si priorizar o no, sino cómo priorizar para poder ser más efectivos. Ahí entran estrategias como la que citas de David Allen. Es decir lo realmente relevante aquí, bajo mi punto de vista, son los criterios que utilizas para priorizar, que no tienen por qué ser ajenos. Ahí es donde está la verdadera dificultad o llamémoslo, si queremos, el arte del asunto.

  2. Carlos
    27-01-’12 10:45

    Estoy mas o menos de acuerdo con Jesús, pero para mi solo tiene sentido priorizar ( y esto lo dice Alex en su texto) dentro del contexto donde estás, dentro del contexto de llamadas no tienes que pensar, solamente hacer las llamadas, como mucho decidir que llamada hacer primero, ahí si, priorizar. Porque como diría Nicole Kidman en la Mancha Humana: “La acción es enemiga de la reflexión”

  3. Christian Reyes
    13-04-’12 19:50

    Estoy de acuerdo con Carlos y Jesus, la priorización no es una opción es un resultado y si la priorización depende del contexto en el que este, prefiero seguir la lógica de que el plan es que no hay plan. Mientras tengas claridad de tus objetivos, puedes caer en medio del desierto, esoty convencido que sabremos que tenemos q hacer primero para continuar con nuestras actividades ;)

  4. Bergonzini
    16-04-’12 13:03

    @Jesús:
    Priorizar es el último paso que debes realizar, cuando ya has pasado por todos los otros filtros: contexto, tiempo, energía y en el último momento, si nos asalta las dudas hay que priorizar, porque en la mayoría de las veces no lo haremos por decisión propia, sino por imposición de otros que nos habrán dicho que debemos priorizar de tal forma. Si volteamos la ecuación, desmontamos todo nuestro sistema de productividad. Priorizar, al menos en el método de GTD es una mala elección.

  5. Bergonzini
    16-04-’12 13:09

    @Carlos:
    Más que decidir, evaluar: si estás en el contexto tienes que comprobar que dispones del tiempo suficiente, no es lo mismo hacer una llamada de cinco minutos que otra que esperas que dure una hora, eso ya elimina acciones por si solas. Saber si tienes las energías suficientes para realizar esa llamada, ¿voy a soportar el enfado del cliente? ¿Estoy demasiado cansado? y finalmente en la paridad de las acciones priorizar, aunque llegados a este punto de decisión te importa nada priorizar.

  6. Bergonzini
    16-04-’12 13:10

    @Christian:
    Efectivamente, al final alcanzas un punto en que no te importa que acción tienes que hacer, ya está todo suficientemente filtrado para escoger al azar. Si algo tiene de potente GTD es que el contexto decide, tu simplemente te limitas hacer.

  7.  



    Emoticonos
    ¿Recordar información personal?
    Notificar
    Ocultar email
    Letra pequeña: Todas las etiquetas html excepto <b> e <i> serán eliminadas de su comentario. Puede introducir enlaces simplemente escribiendo la url o direcciones de e-mail.
Creative Commons License