Tags

Archivos

Comentarios

generic_cialis:
I got what you mean, regards for putting up.Woh I am delighted to find this website through google. Y…
cialis_price:
Android Game Development takes more than knowledge
payday:
Thank you for the auspicious writeup. It in fact was a amusement account it. Look advanced to far add…
loans:
Very efficiently written information. It will be beneficial to everyone who employess it, including m…
cialis:
I’ve been absent for a while, but now I remember why I used to love this site. Thank you, I’ll try an…
viagra_generic:
I’m really enjoying the design and layout of your website. It’s a very easy on the eyes which makes i…
viagra_online:
Im grateful for the blog article.Much thanks again. Cool.
payday:
This really is actually fascinating, That you are a quite specialist blogger. Ive joined your rss fee…

Mi GTD

Elevación

15.000 La Vida
12.000 Visión 3-5 años
9.000 Metas 1-2 años
6.000 Areas Responsabilidad
3.000 Proyectos Actuales
Pista Acciones actuales

Mapas Mentales

Bibliografía

Organizate con Eficacia 
Se más eficaz 
Haz que funcione 
Productividad Personal en una semana 
Reuniones eficaces

BlogRoll

Muerte a la productividad personal
20150617 16:05

Lectura aproximada: 3:36

Bandera Pirata
 
No, en serio. Hay que matar a la productividad personal. Ya lleva demasiado tiempo entre nosotros y estamos abusando de su longevidad. Unos para beneficiarse económicamente, otros para ganar más rango social, otros para esconderse bajo las mesas no sea que les pille un arrebato de querer trabajar. Es un concepto que ya tuvo su gloria y que bien nos ha servido, pero ahora hay que matarlo.

Productividad, una palabra bien asociada al mundo de las fábricas, a la consecución de objetivos materiales a la tangibilidad de los objetos. Un concepto donde invariablemente el objetivo siempre acaba siendo monetario. Vale que la palabra agrada a todo aquel empresario que sonríe al imaginar dicha productividad dentro de sus casas y que puede ser uno de los pilares para que todo proyecto funcione, pero ya carece de fuerza en un mundo cada vez más dominado por la información, donde las barrera entre lo físico y lo virtual son cada vez más delgadas.

Personal, este es el envoltorio del caramelo. Como la productividad requiere un esfuerzo y este muchas veces no suele ser agradable, envolviéndole con un lazo de personal se intenta alejar la visión de la productividad y centrar el valor mucho más en la persona y no en el fin del proyecto, pues cuando damos importancia a la persona le estamos otorgando una autoestima para enfrentarse a los proyectos que de por si sola carece. Por eso, cuando haces las cosas personales, escondes la realidad con esas palmaditas de ánimo en la espada.

Si hay que matar a la productividad personal, hay que hacerlo ya. Cada día aparecen nuevos mutantes en el escenario, nuevas fórmulas magistrales que aprovechando el temporal crean nuevos paradigmas en nuestro día a día y nos nutren con herramientas y soluciones melosas que acaban por distanciarnos de nuestro objetivo real. Como las reglas del juego no están claras, van variando a medida que las modas van llegando. Nuestra base que hemos forjado en la madurez tiende a cuestionarse continuamente, debilitando nuestra columna de principios y por ende nuestra propia predisposición hacía los nuevos retos.

Deberíamos estar ya manejando términos mucho más emocionales que industriales. Por que en las emociones está nuestra forma de actuar en el mundo. Somos personas emocionales y nos movemos por lo que en cada momento sentimos. “Hoy estoy triste, procrastino. Hoy estoy feliz, procrastino. Hoy el niño se ha hecho daño, lo dejo todo para estar con él” y con eso no sólo causamos un caos interno, sino que conseguimos reflejarlo al exterior, cambiando las variables de interacción con el resto de vidas que deben compensar nuestros estados de ánimo, para poder alcanzar ellas mismas sus propios objetivos. La productividad personal es una cadena de emociones a las cuales nos enfrentamos en cada proyecto.

Deberíamos estar hablando de términos mucho más religiosos que técnicos. Porque nadie discute con la religión. La religión es un hecho consumado en el que sólo existen dos versiones, su aceptación o su negación, mientras que las medias tintas degeneran en otras religiones, que a su vez no se cuestionan. Cada religión tiene sus leyes ya escritas, lo único que hay que hacer es seguirlas al pie de la letra y ser fiel a sus principios. Luego esta agónica productividad personal, debería ser religión para su correcta ejecución desde la infancia y no una adopción por necesidad de crisis personal. Como religión se convierte en una fuerza interior.

Sigo sin entender cómo es que el término continúa en nuestro vocabulario. Hace tiempo que ya renegamos de la gestión del tiempo, hemos pasado por la gestión de los contextos. Poco a poco nos dirigimos hacia un verdadero control de la propia vida y aun así, somos incapaces de desprendernos de la productividad personal como algo intrínseco a lo externo, cuando está gritando desde dentro de nosotros. Quien no se escuche a sí mismo no puede encontrarse en dominio de su propia vida y mucho menos aspirar a una emocionalidad sincera.

La productividad personal es el lastre que te acompaña en cada fracaso y la bandera en fracasos ajenos. Es un falso control de nosotros mismos ante el circo de la vida. La productividad personal es un concepto que hay que enterrar pronto para poder evolucionar como personas y ya no aspirar a falsas metas que nos marcamos para medir nuestros egos antes los proyectos.

¡Muerte a la productividad personal!

Siguiente: "Llámame Sísifo"
Anterior "Quien la tienes más l…"

  1.  



    Emoticonos
    ¿Recordar información personal?
    Notificar
    Ocultar email
    Letra pequeña: Todas las etiquetas html excepto <b> e <i> serán eliminadas de su comentario. Puede introducir enlaces simplemente escribiendo la url o direcciones de e-mail.
Creative Commons License