Tags

Archivos

Comentarios

cialis:
Hello!
viagra:
Hello!
viagra:
Hello!
for:
Hello!
viagra:
Thank you for some other informative website. Where else may just I am getting that kind of info writ…
fast:
What sites and blogs perform searching district interact most on?
viagra_online:
Hello!
online:
Perfect webpage you have at this website! Precisely how could i add in this blog’s feed into my Rss …

Mi GTD

Elevación

15.000 La Vida
12.000 Visión 3-5 años
9.000 Metas 1-2 años
6.000 Areas Responsabilidad
3.000 Proyectos Actuales
Pista Acciones actuales

Mapas Mentales

Bibliografía

Organizate con Eficacia 
Se más eficaz 
Haz que funcione 
Productividad Personal en una semana 
Reuniones eficaces

BlogRoll

Llámame Sísifo
20151201 12:16

Lectura aproximada: 2:19

Sísifo
 
Llámame Sísifo, porqué así es como me siento cuando miro la interminable lista de proyectos y acciones por hacer. Una lista ordenada de posibilidades para hacer en el contexto adecuado, te esperan saltando de alegría por estar reunidas todas: hermanas, sobrinas y algún nacimiento inesperado que ha llegado con la resaca de la última revisión. Esas listas de profunda fe que uno tiene en sí mismo, con la esperanza de alcanzar los proyectos, muchos de ellos no dejan de sorprenderme por su descaro, camuflados en los más cotidianos.

Porque esas ordenadas acciones reclaman tu atención como impulso reflejo, así es como se vive la productividad con normalidad, como una parte de tu ser que se desenvuelve con el entorno, acoplándose sedosamente a las contingencias, esa música que te hace bailar con pasos de un-dos-tres un-dos-tres, una coreografía que desafía la naturaleza del pensamiento racional, cuando desenfundas tu lista de acciones por desarrollar en este aquí y ahora.

La satisfacción nunca es finita, porque siempre existe algo más que alcanzar, una nueva roca que elevar en el inframundo de la productividad personal. Cada proyecto es como esa enorme roca, que pesada hay que conducir a la cima, a la realización del éxito o a la desembocadura de nuevos proyectos que surgen por el camino. Sísifo lo tenía fácil en su empeño, una roca por trayecto, sin interrupciones ni distracciones, mientras que tu y yo, más mortales que productivos, nos sentimos acechados por el entorno que nos hace cambiar de proyecto y contexto.

Ahí es donde se pone a prueba nuestro sistema de productividad personal, los cambios nos afectaran en proporción inversa a como de fuerte sea nuestro sistema, pudiendo lucir capa y calzoncillos por fuera o suplantando al coyote en su último intento por atrapar al correcaminos. Tan fuerte serás, como tu engrasado esté tu sistema de productividad. No podrás hacer más de lo que te propongas, asúmelo, no eres un personaje de ficción, pero si que podrás realizar las acciones pertinentes para llegar a ser más de lo que antes podrías haber soñado. Esa es la fuerza de tu productividad personal.

Porque la productividad personal que nace de tus entrañas y se arraiga en tus músculos, la que en tu cerebro tiene hueco propio entre el frontal y el parietal, esa productividad personal que te acompaña en la monotonía de fregar los platos mientras discurres nuevas soluciones, es la única que te define como ente productivo, más allá de tamaños de listas y egos competitivos en círculos personales. Porque la productividad personal eres tú, en tu constancia diaria de bailar en los contextos.

Sísifo lo tenía fácil: una roca por vez, una ladera por escalar. Tu y yo moriremos, rabiando por dejar las listas igual de llenas.

Siguiente: "El molde de la produc…"
Anterior "Muerte a la productiv…"

  1.  



    Emoticonos
    ¿Recordar información personal?
    Notificar
    Ocultar email
    Letra pequeña: Todas las etiquetas html excepto <b> e <i> serán eliminadas de su comentario. Puede introducir enlaces simplemente escribiendo la url o direcciones de e-mail.
Creative Commons License