Tags

Archivos

Comentarios

bergonzini:
Echale un vistazo a Doit.im, está puesta en el artículo y en los comentarios un poco más arriba… Pero…
pnbablo:
Hola, Buen articulo. Estoy buscando una aplicación gtd para mi tablet Android y no se por cual decidi…
Bergonzini:
@Juanjo: Esa es la idea, un club de pensamientos afines y de dudas disparatadas, para encontrar un ca…
Bergonzini:
@Juanjo: Pero eso ciclo hay que romperlo, este es el momento para innovar en nuevos modelos de relaci…
Juanjo Caba:
No puedo estar más de acuerdo contigo. Este bucle sin fin hay que romperlo. Pero uno de los problemas…
Juanjo Caba:
Comparto las mismas dudas, las mismas incertidumbres y los mismos objetivos. Un club de GTD tendría q…
bergonzini:
@David: Existe un grave problema de cultura empresarial y un temor propio de la desconfianza entre lo…
davidrjordan:
Muy buena reflexión! Necesitamos que los directivos conozcan GTD porque a veces tengo la impresión de…

Mi GTD

Elevación

15.000 La Vida
12.000 Visión 3-5 años
9.000 Metas 1-2 años
6.000 Areas Responsabilidad
3.000 Proyectos Actuales
Pista Acciones actuales

Mapas Mentales

Bibliografía

Organizate con Eficacia 
Se más eficaz 
Haz que funcione 
Productividad Personal en una semana 
Reuniones eficaces

BlogRoll

El Silencio
20090422 09:22
, ,
Lectura aproximada: 2:5

Dicen que el silencio es ese preciado tesoro que nunca se tiene. A veces es la salvación para encontrarnos con nosotros mismos y otras veces la tortura para poder escapar de uno mismo, deseado y odiado es uno de nuestros preciados dones otorgar silencio, compartirlo y disfrutarlo, escuchando los engranajes internos de nuestro yo más profundo.

El silencio muchas veces es imposible de conseguir, estamos demasiado acostumbrados a compartir las conversaciones con los demás: gritando con el móvil en plena calle, en las redes sociales mientras nos observan, en blogs dónde exponemos nuestras locas ideas, el silencio se pierde de forma descontrolada y a veces no somos consciente de lo importante que puede llegar a ser para las demás personas en el momento en que nosotros lo echamos a patadas de nuestra vida.

Existe otra clase de silencio aun más virulento y menos nocivo físicamente, un silencio de cortesía, ese que por moral o por ética nos callamos para no herir la sensibilidad ajena o que ofrecemos de forma cognitiva a preguntas ya preparadas, un silencio informativo que más que ayudarnos lo que nos hace es enterrarnos lentamente en el anonimato de nuestro entorno.

Las cosas hay que decirlas, no pueden quedarse guardadas en cajitas misteriosas como tímidos adolescentes. Como la especia, la información debe fluir. Hemos de darles a nuestros interlocutores la información necesaria para que nuestro trabajo, nuestro entorno y nuestro desarrollo como personas no se quede estancados en la mera cortesía. Independientemente de quien sea nuestro interlocutor, hemos de poder ser sinceros con nosotros mismos y ofrecer la visión más correcta y ética.

Cuando decimos las cosas, estamos expresando conocimiento que nuestro interlocutor no posee, detalles que pueden pasar desapercibidos, ideas que pueden explotarse para convertirse en proyectos, ofrecemos un poco de nosotros mismos sin limitaciones. Romper ese silencio implica un grado de fidelidad, de respeto y de honor.

Ayer dos personas se sinceraron conmigo. Una por que ya se lo había dicho a todo el mundo, pero el mundo no escuchaba sus palabras, sólo asentía mecánicamente. La otra me ha permitido contrastar la información de un hecho que ya conocía y que me permitirá defenderlo en un futuro. Esa información no cae en saco roto. Ya he programado diferentes tareas para actuar con cada una de ellas, lo que nos cuentan en intimidad, en secreto, en conversaciones triviales, es la verdad que se lleva por dentro y esa no debe ser callada, si no valorada y potenciada.

El silencio te va encerrando.

Foto: circo de invierno

Siguiente: "Sant Jordi"
Anterior "Los proyectos ocultos…"

  1. Miguel de Luis
    22-04-’09 21:23

    Me preocupaste un momento, por un momento pensé que pensabas que recibías muy pocos comentarios. Bueno, pues por si acaso aquí va uno.

    Realmente el silencio, más que con la educación, tiene que ver con las malas experiencias. Das tu opinión, se pone defensivo tu receptor y te espeta su “opinión” sobre tí, por ejemplo. Con el tiempo la gente aprende a callarse.

    Mal-aprende quizás, pero así pasa.

  2. Bergonzini
    22-04-’09 22:29

    @Miguel de Luis:
    Yo he pedido opinión sobre mi a compañeros y a subordinados, lo he hecho a consciencia. En todas ellas me he callado, respetando su opinión y su visión de lo que reflejo. Algunas las he rechazado en mi interior, pero la mayoría las he intentado mejorar. En ese sentido, intento mejorar mi propio paradigma.

    Aun así, los comentarios (no los del site) no tienen que ser de uno mismo, más bien los intentaba exportar al entorno personal/laboral con el cual interactuamos, sobretodo para conocer diferentes opiniones y puntos de vista que muchas veces son infravalorados. Dando la oportunidad a todos de poder crecer en espacio y posición. :)

  3.  



    Emoticonos
    ¿Recordar información personal?
    Notificar
    Ocultar email
    Letra pequeña: Todas las etiquetas html excepto <b> e <i> serán eliminadas de su comentario. Puede introducir enlaces simplemente escribiendo la url o direcciones de e-mail.
Creative Commons License