Tags

Archivos

Comentarios

order_cialis:
Hello!
cialis:
Hello!
viagra:
Hello!
buy_cialis:
Hello!
bergonzini:
Echale un vistazo a Doit.im, está puesta en el artículo y en los comentarios un poco más arriba… Pero…
pnbablo:
Hola, Buen articulo. Estoy buscando una aplicación gtd para mi tablet Android y no se por cual decidi…
Bergonzini:
@Juanjo: Esa es la idea, un club de pensamientos afines y de dudas disparatadas, para encontrar un ca…
Bergonzini:
@Juanjo: Pero eso ciclo hay que romperlo, este es el momento para innovar en nuevos modelos de relaci…

Mi GTD

Elevación

15.000 La Vida
12.000 Visión 3-5 años
9.000 Metas 1-2 años
6.000 Areas Responsabilidad
3.000 Proyectos Actuales
Pista Acciones actuales

Mapas Mentales

Bibliografía

Organizate con Eficacia 
Se más eficaz 
Haz que funcione 
Productividad Personal en una semana 
Reuniones eficaces

BlogRoll

Pensar
20090519 08:19
,
Lectura aproximada: 4:15


Foto de Gaetan Lee
Cuando queremos iniciar una tarea, lo primero que hacemos es meternos en ella de pleno, sumergirnos en su desarrollo para llegar a conseguir su éxito, muchas veces lo hacemos de forma inconsciente o estamos habituados a realizarla con total cotidianidad. Surge de nosotros ese lado cognitivo que nos empuja y muchas veces nos lleva al éxito, por que hemos creado un hábito que nos induce a dejar de un lado la neurona y reclamar las vísceras como motor de ejecución.

Uno de los ejercicios más sencillo radica en pensar lo que vamos hacer, lo que vamos a decir, lo que queremos conseguir. Pensar es un ejercicio gratuito que apenas requiere esfuerzo por nuestra parte, al día nos cruzan innumerables pensamientos y dejando de lado su racionalidad o su moralidad, el pensar en lo que tenemos entre manos nos va a solucionar gran parte de nuestro esfuerzo.

La tarea llega a nosotros desde nuestra lista de próximas acciones. Algo que debemos realizar y este es el momento justo para realizarla. Aun así, antes de poder abordarla, por sencilla que parezca hemos de habituarnos al hábito de pensar, de encontrar las soluciones más rápidas y sencillas para conseguirla, aun siendo fuera de lo común, nos podemos obligar a un pequeño ejercicio que apenas ocupara algún que otro latido por nuestra parte.

Las tareas pueden hacerse de diferentes formas, encontrar la mayoría de ellas supone un ejercicio de visualización y de inventiva que nuestro cerebro nos lanza a modo de múltiples situaciones posiblemente vividas y experiencias que ahora podemos aprovechar. Vale la pena expresar en una sencilla hoja en blanco algunas de esas posibles soluciones, por que capturar el flujo de esta tarea nos puede servir para recordarla en otra tarea similar. Desaprovechar una loca idea significa limitarnos en el futuro.

Con la tarea en frente, podemos dedicarnos un tiempo para:

Identificación de la tarea.
Que es lo que tenemos entre mano, tal vez hemos fallado en el proceso de organización y la tarea deba ser desechada bajo esta nueva perspectiva del momento, delegada o simplemente no lo tenemos muy claro y hemos de volver a la base.

Agrupar toda la información.
¿Disponemos de toda la información necesaria para realizar la tarea o acaso son falta indagar o preguntar a quien nos la ha delegado cierta información crucial? ¿La tarea posee todo el contexto? ¿Sabemos que hacer después con la tarea terminada con éxito o con fracaso ? Preguntar, observar, buscar e identificar toda la información necesaria.

Agrupar las herramientas.
Si miras a tu alrededor ¿tienes todas las herramientas esenciales y básicas para llevar acabo esta tarea? ¿Debes proveerte de nuevas herramientas para su consecución?

Delegar o hacer.
En el momento de la organización pensábamos que éramos la persona idónea para realizar la tarea, pero las circunstancias de cada instante cambian de forma drástica y lo que antes parecía algo sencillo y perfectamente asumible en este momento puede ser una barrera para llegar a conseguir hasta el propio proyecto. Por ello, pensemos en la posibilidad de delegar la tarea, con todo lo que hemos identificado en estos primeros pasos.

Visualizar su finalización.
Viéndonos realizar la tarea y consiguiendo finalizarla con éxito nos permite acercarnos a un estado más positivo y por lo tanto más emotivo para cargarnos de ganas de conseguirla.

Formación.
En la vida de nuestra tarea es posible que nos encontremos con situaciones, experiencias y datos que pueden resultarnos útiles para archivar, compartir e incluso aportar en la finalización de la misma, hemos de estar receptivos a aprender de la propia vida de la tarea.

La mayoría de las veces no disponemos del lujo de tener un rato para pensar en lo que estamos haciendo, uno de los grandes errores del GTD, pensar que el tiempo es una unidad cuantificable dentro de nuestra productividad, sabiendo que este puede estirarse y manipularse a nuestro propio antojo, aun con fechas límites sobre nuestra cabeza, dedicar un tiempo a pensar sobre la realización de la misma nos garantiza un billete de ida para entrar en la zona, por que una vez dentro no querremos salir expulsados por no tener toda las herramientas, información, conocimientos, experiencia o cualquier otra excusa que previamente no hemos razonado.

Antes de comenzar la tarea, regocíjate pensando en ella y cubriendo todas esas necesidades que el ahora te impone, por que las variables de nuestro trabajo van evolucionando en el día a día, si sabemos reaccionar con ellas, podremos conseguir producir más allá de nuestro antiguo nivel de productividad.

“Es la hora de pensar.”

Siguiente: "Proyecto: Aquarius"
Anterior "En tránsito."

  1.  



    Emoticonos
    ¿Recordar información personal?
    Notificar
    Ocultar email
    Letra pequeña: Todas las etiquetas html excepto <b> e <i> serán eliminadas de su comentario. Puede introducir enlaces simplemente escribiendo la url o direcciones de e-mail.
Creative Commons License